lunes, 24 de mayo de 2010

el viernes

Presentación de La Gota Microediciones.
La editorial más chica de Latinoamérica.

El Viernes 28 de Mayo a las 20:00 horas, presentaremos en sociedad el Proyecto de Microediciones “La Gota”, en la Biblioteca Municipal, (“Cortada” Falucho 2450).
El proyecto, autogestionado e independiente, viene desarrollándose hace tres años, difundiendo la obra de autores independientes de Santa Fe y la región.
El cuento, la poesía, la novela, la historieta, el humor gráfico y la plástica, forman parte de este proyecto, que busca vincular al artista independiente con su público, y a cada uno de nosotros con lo que están creando los escritores y dibujantes de la zona.
Por eso, invitamos a escritores y dibujantes – interesados en publicar o no – a quienes disfrutan leer, a docentes, alumnos, editores, amigos, artistas en general y compañeros de camino, a quienes sientan curiosidad o interés por la literatura santafesina actual, a compartir la presentación de nuestro Proyecto de Microediciones y sus últimos cuatro títulos publicados: “Intervalos lúcidos”, de Pablo Escudero; “Intramarea”, de Lucio Borgna; “El abrazo de espuma”, de Aníbal Chicco Ruiz; y “Matota”, de Martín Pucheta.
La cita es el viernes 28 de Mayo, a las 20:00 horas, en el Centro Cultural Municipal. En dicha ocasión se compartirá parte del material publicado dando cierre al encuentro con un recital de literatura y música.

Los esperamos.

Candelaria Rivero y Gonzalo Geller. Editores.

viernes, 14 de mayo de 2010

no más poesía

Decidido. Dejo ya el absurdo hilo de la representación metafórica y lo cambio por el incoherente hilo de la estética narrativa. Aunque yo mismo no sepa explicar qué significa estética, narración, metáfora y representación. No importa, solo exporta. Deja salir al exterior algo que parece verdadero. Verdad-eros como lo hedonista de ser uno mismo, como esa mentira perfecta de la sinceridad. Y para ayudarme a ser completamente yo mismo, me dedicaré a partir de ahora a citar a otros autores.

Para no escribir esa palabra que desvía el camino inicial, es que coloco piedritas, una tras otra a lo largo del laberinto. No miro atrás, no creo que los pájaros coman piedras, solo algún ser producto de mi inconsciencia podría.

En este momento estaría recordando y citando frases de una canción que tiene que ver con el argumento, o que simplemente suena acorde. Puede que sea lineal el acompañamiento también. Una vez citada la canción me voy a calmar. Acá, al mar. Un depósito de almas. Más temprano que tarde, como una quemazón.

Después de la tranquilidad y la canción habría que volver al hilo argumental. Si el nihilismo que conduce mis pasos me lo permite. ¿Cuál era el argumento? Habrá que releer desde el comienzo para averiguarlo.

Ya me decidí. Dejemos la poesía por un rato y escribamos algo narrativo. Se complica, dado que desconozco la diferencia entre la poesía y la narración. No tiene importancia. Empezaría hablando de esta tristeza, de estar a tantos kilómetros y sentir que no hay distancia. Y esos ojos impresos me miran y dicen. Y que mucho más acá…

No me gusta el título. Muy pretencioso. Más todavía incluso que la palabra “pretencioso”. Me pregunto entonces cómo puedo titular este montón de palabras que cuentan un instante en un momento en un día o noche determinados. Aunque dudo si estará bien poner tanto énfasis en un título. Si de cualquier manera no es por eso que me gustará o no esta página. Pero seamos justos, hay que representar el contenido medianamente en el título. Hagamos otra relectura para comprender mejor.

(…)

Renuncio. No es esto lo que esperaba de un discurso narrativo (o no es esto lo que el discurso narrativo esperaba de mí). Y no escribo más.

(No es por cansancio, aburrimiento, o porque no se me ocurra nada. Simplemente que hay un cd con quinientos juegos para pc en mi escritorio, y hace por lo menos tres meses que no lo uso. Además tiene una versión de sonic en 3 d que nunca jugué y me intriga saber de qué se trata.)

jueves, 6 de mayo de 2010

Volverán

Soy en esta tarde
eco de la luz a través de las hojas
soy eso que canta alrededor

me colma

soy eco de otros tiempos
el infinito momento me hace parte de su voz.